Filtros activos:
Effacer les filtres
Clasificar Cerrar

Mantas para perros

Las camas para perros que ocupan poco espacio, como una cómoda manta, tienen la ventaja de que las puedes llevar a todas partes, ahorran espacio y pueden utilizarse tanto en casa como en los viajes. Tanto si son de felpa, mantas polares o térmicas, son muy confortables y cálidas para tu mascota.

Más
Volver
Alto

2022 guía de compras y consejos: Mantas para perros

La manta para perros de Zoomalia tiene muchos usos

¿A quién no le gusta echar una agradable siesta con una cómoda mantita? Los perros también adoran las siestas con manta. Al igual que tú, aprecian la comodidad de una cama acolchada, en vez de un suelo duro, sobre todo porque pasan una buena parte de sus días tumbados. En este sentido, una manta para perros es una pequeña inversión que hará las delicias de perros grandes y pequeños.

Una manta para perros tiene muchos usos

las mantas para perros pueden resultar tranquilizadoras

Una manta para perros no solo proporciona un calorcito muy agradable. Muchos perros, especialmente de raza pequeña, son muy frioleros; aunque normalmente su pelo les protege del frío, esto no siempre es suficiente para mantenerlos calentitos. Una manta es un accesorio muy práctico y confortable que ofrecerá a tu peludo mucho confort. Incluso si duerme en el exterior, hay mantas térmicas perfectas para ponerlas en la caseta, o al aire libre. Y si tu mascota duerme en el sofá, en el sillón, en tu cama o en la cama de los niños, una manta evitará manchas y pelos por todas partes. Para una higiene perfecta, para eliminar el pelo que se le cae a tu compañero, las babas o la suciedad después de un paseo bajo la lluvia, una manta puede ser la solución.

Además, define un lugar sólo de tu perro, su rincón, evitando que se tumbe cada momento en un lado distinto del sofá. Y si vas de viaje, una manta es un sustituto perfecto a la cama de tu perro, que puedes llevar a todas partes. Puedes ponerla en el maletero del coche o dentro del transportín, es fácil de transportar, puedes plegarla y ocupa poco espacio. Puedes llevarla de vacaciones o cuando vais a cenar a casa de un amigo, y no quierres que se quede solo en casa. Ahí donde pongas la manta, tu perro se tumbará. La manta también puede resultar tranquilizadora para los perritos que están un poco perdidos cuando salen de su espacio vital habitual. Los olores que contiene (los suyos, los tuyos, los de tu casa...) le aportan serenidad en un lugar desconocido que a muchos perros, puede producir ansiedad.

Y si tu perro no le dejas subirse a tu sofá o a la cama de los niños, una manta le permitirá estar más cómodo que duermiendo en el duro y frío suelo.

¿Cuál es la mejor manta para perros?

Sobre todo, antes de comprarle una manta a tu perro, ten en cuenta el tamaño de tu mascota. Cuanto más grande sea tu perro, más grande será la manta que necesitará. Pero no es el único criterio a tener en cuetna, también dependerá del carácter de tu perro y sus costumbres. A muchos perros les gusta estirarse a lo largo, otros se acurrucan como gatitos. A otros, les gusta rodar sobre su espalda y necesitan una superficie mayor para contener su rango de movimiento.

También tienes que tener en cuenta el grosor de la manta, en función del uso que vayas a darle, y si está acolchada. Si quieres cubrir un sofá, un sillón o extender la manta sobre una cama, no necesitas necesariamente una manta tan gruesa. Una fina será suficiente, a menos que tu perro tenga tendencia a babear mucho y no quieras que tus sábanas se mojen. Pero si la vas a poner en el suelo, es mejor que escojas una manta más gruesa, tu perro se sentirá más cómodo.

Desde un punto de vista del diseño, tendrás un montón de mantas para escoger, de todas las formas y colores, que vayan a juego con tu decoración. Y respecto a los materiales, si tu perro suelta mucho pelo, será más prudente elegir una manta hecha con un material sencillo de cepillar, o que puedas pasar el aspirador fácilmente.

Tú conoces a tu mascota mejor que nadie y estarás en la mejor posición para elegir la mejor manta para tu perro. Algunos perros más afortunados, además de tener una manta solo para ellos, tienen otros lechos donde tumbarse. Si puedes ofrecer a tu perro una cama, y tu perro es mayor, está convaleciente o tiene dolores en las articulaciones, puedes ofrecerle un colchón ortopédico con espuma viscoelástica con memoria de forma. Si tu perro es de raza grande y está acostumbrado a dormir en el suelo, puedes ponerle una alfombra con una base antideslizante, que aunque nos ea tan cómoda como una cama viscoelástica, les causará menos problemas para levantarse. Y si a tu pequeño perrito le gusta acurrucarse para dormir como un gatito, una cesta es una buena solución. Sea cual sea la cama que escojas, ten en cuenta los mismos criterios acerca del material, el tamaño, la forma o el grosor para que tu mascota pueda tumbarse de la mejor manera posible.

Política de cookies
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra web, mejorar tu experiencia como usuario, mandarte anuncios personalizados y otros con fines estadísticos, que usamos para entender como usan la web nuestros clientes. Nuestrso socios de confianza también usan estas herramientas para poder mostrar nuestros anuncios. Puedes cambiar tus preferencias de cookies en cualquier momento a través de tu cuenta. .
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra... Leer más
Configurar las cookies Acepto Continuar sin aceptar