Filtros activos:
Effacer les filtres
Clasificar Cerrar

Perros con discapacidad

El cuidado de un perro discapacitado requiere mucho amor, buenas dosis de mimos,  paciencia y un equipamiento ergonómico adaptado a su discapacidad. Puedes aliviar el sufrimiento de tu mascota y potenciar su movilidad con productos innovadores diseñados que mejorarán su calidad de vida.

Más
Volver
Alto
MARCHE DE NOEL 2022

Silla de ruedas y cochecitos para perros discapacitados

Para que tu perro pueda disfrutar del aire libre y, al mismo tiempo, facilitar vuestros desplazamientos te proponemos esta selección de sillas de ruedas, carros y cochecitos para perros.

Férulas para perros

Una férula se utiliza para inmovilizar una pata o una articulación después de una operación, un accidente o una lesión, en caso de traumatismo, reumatismo, tendinitis o una fractura.

Arnés de soporte para perros discapacitados

El arnés de soporte para perros discapacitados o mayores les ayuda a caminar y facilita los desplazamientos reduciendo la carga sobre las patas.

Equipamiento para perros discapacitados

Para ayudar a tu perro en vuestros desplazamientos diarios, aquí tienes una selección de rampas para viajes en coche o para que se suba contigo al sofá y puedas abrazarlo.

2022 guía de compras y consejos: Perros con discapacidad

un perro con una férula en su pata rota

Un perro con discapacidad se enfrenta a muchas dificultades en su vida diaria. Tanto si ha sido víctima de un accidente, de malos tratos, como si tiene problemas de salud, ha nacido con una deformidad o se acerca a la vejez, tiene unas necesidades especiales, que requieren una atención especial y muchos cuidados. Sin embargo, no tienes que preocuparte, muchos mimos, algunos productos adaptados a su discapacidad, acompañados de unos cuidados de calidad pueden permitir a tu mascota vivir mejor y ser, aunque sea parcialmente, más independiente.

Cuidados básicos de un perro discapacitado

Incluso con una discapacidad, tu perro tiene unas necesidades básicas para llevar una vida sana. Es importante que las tengas en cuenta, no descuides unas buenas costumbres para su bienestar.

Cuidado e higiene del pelo
Un perro discapacitado puede ser incapaz de hacer algunas cosas por sí mismo y probablemente necesite ayuda para mantener su higiene. Si tu perro tiene dificultades para controlar la micción y la defecación por ejemplo, tienes que lavar su pelo y la piel con frecuencia. La orina y las heces pueden irritarle la piel y provocar una erupción o una infección cutánea.

Para evitarlo, tu mascota necesita unos empapadores absorbentes y un pañal para perros. También es importante cepillarle el pelo con regularidad para evitar que se formen nudos y garantizar que el pelo se mantenga limpio y sano.
Movilidad y apoyo
Todos los perros necesitan actividad física, tanto si están sanos como si no. Los perros con algún tipo de discapacidad requieren más ejercicio y juegos para evitar el aburrimiento, pero también para conservar su masa muscular y fortalecer su cuerpo. 

Un buen paseo le ayudará a mantener una función motora normal. También necesita moverse con la mayor frecuencia posible para reducir las úlceras por presión. En el caso de un perro con parálisis de las extremidades o que no puede moverlas, necesitas disponer de una silla de ruedas, un cochecito, un arnés o una rampa para poder ofrecerle una cierta movilidad. Estas herramientas permiten que tu perro se mueva por sí mismo.
Fisioterapia
La fisioterapia es esencial para la vida diaria de un perro que vive con una discapacidad, con el objeto de que pueda recuperarse o mejorar su estado. La rehabilitación requiere ejercicio diario. Necesita atención veterinaria para rehabilitarse, acompañada de muchos cuidados en casa para mejorar poco a poco su movilidad. 

Una cama ortopédica será el mejor aliado para aliviar sus dolores y conseguir los mejores resultados. El veterinario también puede proponerte realizar algunos ejercicios para reducir la rigidez y el desgaste muscular, y aliviar el dolor articular del perro. Las férulas y las camas con memoria de forma ayudan enormemente al tratamiento.
Agua y una buena alimentación
Todos los perros necesitan una nutrición y una hidratación adecuadas a su tamaño y nivel de actividad. Debes prestar especial atención a la calidad y cantidad de comida y agua que consume tu perro con discapacidad. 

Los comederos elevados son perfectos, ya que evitan que el perro se tenga que agachar y permiten una mejor digestión y ergonomía al comer. Una buena alimentación también es fundamental, le evitará otros problemas de salud adicionales.

Equipamiento esencial para un perro discapacitado

Si convives con un perro discapacitado, aquí tienes una lista de todo el equipamiento necesario para que pueda disfrutar de una vida sana y feliz.

  • Silla de ruedas y cochecito : ayuda a tu perro a llevar una vida lo más normal posible. Una silla de ruedas o un cochecito son un accesorio importante para vivir mejor con su discapacidad. Las sillas de ruedas para perros y los cochecitos permiten a tu mascota hacer sus necesidades con normalidad y moverse como un perro sano. La función de la silla de ruedas es precisamente potenciar la movilidad y las actividades físicas de un perro discapacitado.
  • Férulas : una férula sujeta las extremidades que sufren un traumatismo, tras un accidente, una caída o una operación. También es esencial para contener las lesiones de las extremidades, las fracturas y esguinces. La férula protege una pata lesionada cuando se mueve y ayuda a la recuperación.
  • Arnés de soporte para perros con discapacidad : recomendado para la parálisis de las patas traseras o delanteras, un arnés de apoyo ayuda a tu perro a caminar, es esencial para los paseos diarios. El arnés de elevación está diseñado para aliviar la tensión de la espalda. Y si tu perro está paralizado o si es un perro mayor, el arnés es esencial para aprender a caminar de nuevo.
  • Rampa ortopédica : Ayudará a tu perro durante los desplazamientos o visitas al veterinario, la rampa ortopédica le permiten subir y bajar del coche con facilidad. También puedes usarlas en casa para ayudarle a subir y bajar del sofá o de tu cama.
  • Empapadores y pañales para la incontinencia : adaptados para perros que sufren problemas de incontinencia o diarrea crónica, protegen el interior de casa o coche para una mejor higiene. Los pañales absorben la orina y las defecaciones para mantener la higiene y el bienestar del perro cada día.
  • Comedero elevado ortopédico: los comederos elevados tienen un soporte que ofrecen a su mascota más comodidad a la hora de alimentarse o beber. Un comedero elevado alivian los problemas de espalda o columna vertebral y favorece una mejor digestión.
  • Cama ortopédica : una cama o un colchón viscoelástico es perfecto para perros con artrosis o problemas en las articulaciones, para perritos enfermos o convalecientes. Alivia el dolor del animal, es una ayuda importante para el cuidado de las articulaciones y los músculos cuando descansa en casa. Se adapta a la forma del perro y le proporciona un descanso reparador que garantiza su bienestar y su recuperación física.

Vivir con un perro discapacitado: nuestras recomendaciones

un perroti con discapacidad con la silla de ruedas zolia
Tengo un perro discapacitado o con parálisis

Son muchas las acciones que puedes realizar para ayudar a tu perro y favorecer su movilidad; puedes utilizar un arnés de apoyo para sujetar las patas de tu perro cuando se mueva o camine. Utiliza un carrito o una silla de paseo además del arnés, para que pueda ser más independiente y hacer sus necesidades con normalidad. Gracias a una cómoda rampa, facilitarás a tu perro la entrada y salida de los coches o que se pueda subir al sofá. 

Ayúdale a comer de la mejor manera posible, facilitándole un comedero elevado para evitar que tu mascota se agache y sufra tensión en el cuello y las cervicales mientras come. Comprueba regularmente que orina con normalidad y regularidad, para prevenir las infecciones del tracto urinario. Puede ser adecuado que le proporciones una comida con fibra para prevenir el estreñimiento, en cualquier caso, pide siempre consejo a tu veterinario.

un boxer de edad avanzada haciendo pipi en un empapador
Tengo un perro con incontinencia o un perro de edad avanzada

Un perro que envejece suele caracterizarse por la falta de control de la vejiga. Puedes utilizar alfombras y pañales para contener sus necesidades y evitar ensuciar el suelo. 

También es importante controlar la ingesta de alimentos del perro para que mantenga un peso óptimo. Un perro con obesidad tendrá más dificultades para moverse. Por otro lado, si está flaco, le faltarán fuerzas para moverse.

Un perro tumbado en una cama con memoria de forma zolia
Tengo un perro enfermo o convalecente

Un perro enfermo o que se está recuperando de una enfermedad necesita descansar bien para recuperarse rápidamente. Una cama ortopédica con espuma viscoelástica de memoria de forma será su mejor aliada para permitirle dormir aliviando sus dolores articulares, o cervicales; además estas camas de alta calidad favorecen un descanso recuperador. 

Emplea también una férula para proteger la cura de sus heridas o  lesiones después de una cirugía y controla regularmente sus heridas para intervenir si es necesario, e informa a tu veterinario.

Al principio, un perro discapacitado puede necesitar más cuidados y atención. Sólo tienes que adoptar los hábitos adecuados para que pueda vivir con normalidad. Intenta comprender sus necesidades, que son diferentes a las de un perro que no sufre una discapacidad. Proporciona a tu mascota el equipo esencial para una mayor movilidad e independencia. No olvides las visitas regulares al veterinario y los cuidados adicionales en casa.

Es importante que no descuides la alimentación del perro, primordial para su salud. Y utilizar accesorios de calidad, como los comederos y dispensadores de pienso para controlar las raciones que come y para mantener la comida en buen estado. Por último, asegúrate de ponerle un antiparasitario con cada cambio de estación.

¿Cómo atender a un perro paralizado?

El cuidado de un perro paralizado, temporal o permanentemente, requiere un replanteamiento total del entorno para satisfacer las necesidades específicas del perro. Una cama ortopédica es una solución cómoda y funcional que ofrece al perro paralizado un lugar optimizado para descansar y recuperarse. De este modo, se reducen los riesgos de irritación o lesión. El objetivo es evitar el roce repetido con un suelo duro o inadecuado.

Y si tiene incontinencia o simplemente no puede moverse, durante sus horas de sueño o descanso, para su comodidad y la tuya, puedes ponerle un empapador absorbente o un pañal adaptado a su morfología y peso. Cuando se trata de desplazamientos, la independencia debe ser un objetivo permanente. El perro recuperará así sus hábitos, sus ganas de explorar y su alegría de vivir. Hay varios tipos de sillas de ruedas o carritos y cochecitos disponibles para este fin. Los primeros sostienen activamente los cuartos traseros del perro, los segundos se recomiendan para perros con movilidad muy limitada.

¿Cómo hacer que un perro vuelva a caminar?

El periodo de rehabilitación es esencial, tanto a nivel fisiológico como psicológico. Puedes ayudar activamente a tu perro a recuperarse, lo que creará un vínculo aún más fuerte entre vosotros. Se recomiendan masajes para la espalda y las caderas. Además de este pequeño ritual, también puedes realizar estos masajes en las patas.

En cuanto al equipamiento, puedes proveerte de una colchoneta inclinada en la que tu perro pueda moverse a su ritmo. El uso de una férula cuando el perro está de pie por sí mismo refuerza el movimiento de la pata y ofrece un apoyo adicional.

En los casos más graves, no dudes en recurrir a un arnés de apoyo. Al igual que un andador ayuda a un bebé a ganar confianza antes de la etapa de caminar de forma independiente, con un arnés de sujeción acompañas a tu perro en su lucha por la independencia. Si es necesario, tú estás ahí para proporcionar el apoyo necesario. 

Estimular a un perro paralizado no siempre es fácil. Al igual que los humanos, algunos perros carecen de voluntad o motivación. Se puede evitar esto presentando un comedero ortopédico, con su comida favorita, al principio del ejercicio de rehabilitación.

¿Cómo vaciar la vejiga de un perro paralizado?

Si tu perro no puede expulsar la orina por sí mismo, debes ayudarle a vaciar la vejiga. Esto debe hacerse al menos tres veces al día. Para ello, se coloca al perro en posición vertical, en una posición natural de pie. El apoyo es siempre aconsejable para mantener la posición.

A continuación, te colocas al lado de tu perro, de cara a él. Simplemente coloca tus manos debajo de sus costillas a ambos lados de su cuerpo. A partir de ahí, aplica una simple presión en un movimiento descendente hacia la pelvis.

Con un poco de práctica, el reflejo de la micción se iniciará con cada pasada, hasta que la vejiga se vacíe por completo. Si se practica con regularidad, este sencillo gesto evita que la orina se acumule y se estanque. Se evita el riesgo de infección. La orina debe ser siempre clara y sin ningún olor extraño.

Política de cookies
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra web, mejorar tu experiencia como usuario, mandarte anuncios personalizados y otros con fines estadísticos, que usamos para entender como usan la web nuestros clientes. Nuestrso socios de confianza también usan estas herramientas para poder mostrar nuestros anuncios. Puedes cambiar tus preferencias de cookies en cualquier momento a través de tu cuenta. .
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra... Leer más
Configurar las cookies Acepto Continuar sin aceptar