-5€ de regalo en tu primer pedido con el código FELICIDAD
-5€ de regalo en tu primer pedido con el código FELICIDAD
Filtros activos:
Effacer les filtres
Clasificar Cerrar

Suplementos para caballos

Los suplementos y vitaminas para caballos son un complemento de nutrientes a su alimentación; fortalecen el sistema inmunitario de los caballos y les ayudan a mantener la energía, una buena salud y movilidad, así como una rápida recuperación tras un esfuerzo.

Más
Volver
Alto
FORMATS XXL 2024

Suplementos digestivos para caballos

Descubre todos los suplementos que fortalecen la salud del sistema digestivo de un caballo, para aliviar los problemas gástricos.

Complementos alimenticios para los cascos

Encuentra aquí nuestra selección de complementos alimenticioss para el cuidado de los cascos del caballo.

Suplemento respiratorio para caballos

Suplementos y jarabes naturales que favorecen la salud del sistema respiratorio de los caballos.

2024 guía de compras y consejos: Suplementos para caballos

La importancia de los suplementos para caballos

Los suplementos para caballos están diseñados para complementar la alimentación del caballo con vitaminas y minerales esenciales. La razón es que la comida por sí sola no suele cubrir todas las necesidades del caballo, especialmente si es un caballo de competición o deporte o de trabajo.

¿Por qué dar suplementos a mi caballo?

Un caballo que toma un suplemento mineral

Las vitaminas y los minerales son esenciales para la salud del caballo durante toda su vida. Permiten al caballo realizar de forma óptima funciones físicas básicas, como la inmunidad, el crecimiento, la fertilidad, la digestión, el apoyo muscular y la recuperación. Cada vitamina y mineral aporta su propio beneficio. Por eso, una sola deficiencia puede tener consecuencias irreparables.

Por desgracia, el cuerpo del caballo no puede producir todos los minerales y vitaminas que necesita. Por lo tanto, deben ser suministrados por la dieta del caballo y por algún tipo de complemento eficaz.

Hoy en día se cuestiona la eficacia de la alimentación del caballo para satisfacer sus necesidades nutricionales. Por un lado, la domesticación ha reducido el acceso del animal a una alimentación variada. En el pasado, el caballo equilibraba su propia alimentación: se desplazaba para alimentarse de plantas, frutos, ramas, raíces e incluso arcilla, según sus necesidades. 

Por otra parte, los métodos de cultivo intensivo privan a los suelos agrícolas de la mayor parte de sus oligoelementos. Por lo tanto, los piensos actuales para caballos son mucho menos nutritivos que los de hace décadas. 

Por último, las plantas de savia verde contienen más minerales absorbibles que sus homólogas maduras, con las que se suele alimentar a los caballos hoy en día. Como resultado, los caballos son alimentados con una dieta pobre en minerales.

Por lo tanto, un suplemento eficaz es esencial hoy en día para superar las deficiencias de la dieta del caballo.

¿Cuáles son los mejores suplementos para mi caballo?

Los minerales son elementos esenciales para las funciones metabólicas del caballo. Los especialistas los dividen en dos categorías:

  • Los macroelementos (o minerales principales), que deben darse en grandes cantidades: calcio, fósforo, sodio, potasio, magnesio y azufre.
  • Los oligoelementos, que también son esenciales, pero en cantidades mínimas: hierro, cobre, zinc, manganeso, cobalto, selenio y yodo.

Las vitaminas contribuyen a la construcción, el mantenimiento y el buen funcionamiento del organismo del caballo. Se distinguen entre :

  • Las liposolubles, esenciales para un caballo: vitaminas A, D, E y K
  • Las hidrosolubles, ya sintetizadas por el caballo, pero que pueden ser necesarias en determinados momentos de la vida del caballo: vitaminas B y C.

Lo importante es escoger los complementos alimenticios en función de las patologías o carencias particulares de tu caballo. De hecho, si no se tratan, pueden tener graves consecuencias para la integridad física de un caballo.

Patologías y carencias
La carencia de calcio, por ejemplo, comienza con calambres musculares, pero más tarde puede convertirse en raquitismo o osteoporosis. Al igual que la carencia de hierro, la anemia provoca problemas pulmonares y cardíacos a largo plazo. Un caballo carente de vitamina B2 puede acabar desarrollando problemas cutáneos y oculares.
Asesoramiento y tratamientos veterinarios
El diagnóstico de un veterinario es necesario para identificar el estado de salud y posibles deficiencias de un caballo; él podrá evaluar con precisión la ingesta recomendada para tu caballo, teniendo en cuenta su estado de salud y su actividad física. En efecto, un caballo adulto no tiene las mismas necesidades que un caballo convaleciente o un caballo de cría.

Los diferentes tipos de suplementos nutricionales para caballos

  • Vitaminas y minerales : suplementos más comunes para el aporte de minerales y vitaminas para el caballo.
  • Músculos y articulaciones : suplementos formulados para favorecer la recuperación de los músculos y las articulaciones del caballo.
  • Piedras de sal : piedras para lamer, ricas en minerales.
  • Problemas digestivos : suplementos que ayudan a resolver problemas digestivos del caballo.
  • Cascos : mantén los cascos de tu caballo sanos con estos suplementos.
  • Sistema respiratorio : son una ayuda para que el caballo respire con normalidad.
  • Estrés o ansiedad : para hacer frente a situación de nervios o estrés.
  • Otres : otros suplementos para eliminar las deficiencias nutricionales de su caballo.

¿Cómo dotar de energía a un caballo? Nuestras recomendaciones

El caballo en su estado salvaje obtenía la mayor parte de su energía de la digestión de los pastos que comía durante los desplazamientos. Esta dieta proporcionaba tres tipos de energía.

Energía de la fibra

Se deriva de los carbohidratos, presentes en las hojas y los tallos de las plantas. Esta energía se libera lentamente, por lo que es especialmente adecuada para los esfuerzos de resistencia. Sin embargo, puede ser insuficiente durante ciertas etapas de la vida del caballo (crecimiento, gestación, etc.) y demasiado largo de digerir, especialmente para los caballos atléticos.

Energía de los carbohidratos

Procede de los hidratos de carbono solubles, presentes en el almidón de los cereales y los azúcares de la hierba joven. Este recurso es el combustible de los esfuerzos cortos e intensos. Un exceso puede provocar calambres o fatiga muscular, debido a la acumulación de ácido láctico.

Energía de los lípidos

Proviene de las grasas. La aportan las semillas oleaginosas, los aceites vegetales, algunos cereales como la avena y los forrajes verdes. Esta energía es adecuada para los esfuerzos largos y repetidos, pero el cuerpo del caballo la asimila con menos rapidez.

En resumen : para proporcionar energía a tu caballo, debes ajustar la proporción de estas tres fuentes de energía, en función de su esfuerzo físico, su edad y su etapa fisiológica. Por ejemplo, un caballo muy activo debe ser alimentado con alimentos ricos en energía de lípidos y fibra, en detrimento de la energía de los carbohidratos.

Los caballos necesitan fortalecer sus músculos, articulaciones y su sistema inmunitario. Para ayudarles a mejorar su salud, optimizar su rendimiento o para complementar su alimentación cotidiana, los suplementos y las vitaminas son aliados de una buena salud equina, sin descuidar los demás cuidados regulares que un caballo necesita.

Política de cookies
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra web, mejorar tu experiencia como usuario, mandarte anuncios personalizados y otros con fines estadísticos, que usamos para entender como usan la web nuestros clientes. Nuestrso socios de confianza también usan estas herramientas para poder mostrar nuestros anuncios. Puedes cambiar tus preferencias de cookies en cualquier momento a través de tu cuenta..
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra... Leer más
Configurar las cookies Acepto