Clasificar Cerrar

Parque para perros

En interiores o exteriores, el parque garantiza la máxima seguridad para tu perro y los que lo rodean.

Más
Volver
Alto
{{ pagination.nbHits }} resultados

2019 guía de compras y consejos: Parque para perros

 

Si tienes uno o más perros y tu jardín te permite instalar un refugio  o un parque, no lo dudes. De hecho, cuando son aún cachorros no necesitan  mucho espacio pero conforme van creciendo necesitarán más espacio, por lo que, habrá que prever un refugio o un parque para perros.

La ventaja de esta infraestructura es que tu perro podrá corretear dentro de un espacio delimitado pudiendo moverse libremente y no tendrás que regañarle más por si se escapa, salta sobre los invitados, estropea las flores o el césped; tu mascota será más feliz y podrá vivir en seguridad, dejando limpio su espacio personal.

Tu perro se sentirá como en casa y en su propio medio. En este espacio se sentirá en libertad, podrá comer, beber, dormir, jugar y  protegerse en caso de mal tiempo. Además cuando le hagas una visita, estará aún más  contento por recibirte en su recinto. 

Es verdad que comprar o construir un recinto para tu mascota requiere  una inversión, por lo que, es importante antes de nada, plantearse algunas  preguntas, tales como:

¿Qué presupuesto queremos invertir en este recinto? 

A partir de ahí podrás elegir el recinto que deseas en función del presupuesto que tengas.

Tanto si construye túmismo el parque o lo compras,  tendrás que elegir los materiales a emplear. 

¿Qué materiales comprar? 

Para un confort óptimo, el refugio puede ser de madera, material muy bonito y sencillo que estéticamente se integrará perfectamente en tu jardín, puede ser  también de metal para una mayor seguridad, siempre teniendo en cuenta la elección del techo y del suelo.

El tamaño de tu perro es un criterio esencial, ya que con un recinto muy pequeño tu perro se sentirá mal, sin espacio y esto podría dar lugar a enfermedades,  al contrario, si un perro pequeño se encuentra en un gran espacio no es tampoco una buena elección.

Deberás  elegir también  el lugar adecuado donde vas a instalar tu perrera, no deberás hacerlo muy lejos de la casa, ya que tu perro se sentirá excluido, ni demasiado cerca tampoco. Habrá que comprobar que el acceso al recinto es fácil pero teniendo cuidado con el  hecho de tener niños pequeños, ya que querrán meterse dentro.

Según el tipo de perro, el recinto será diferente, un animal de compañía no tiene las mismas aspiraciones que un perro de cría o de adiestramiento. Piensa en adaptar el recinto a tu perro, con el fin de que viva en las mejores condiciones posibles.

En resumen, no sólo la estética del recinto cuenta, deberá adaptarse al entorno de tu jardín, para que esté en armonía con él.