Clasificar Cerrar

Acuaterrario y tortuguera para tortugas acuáticas

Le aconsejamos en sus compras Acuaterrario y tortuguera para tortugas acuáticas

Acuaterrarios y tortugueras

Tortugueras

Las tortugueras y acuaterrarios existen en diferentes tamaños, por ejemplo el más pequeño mide cuarenta centímetros de largo por treinta centímetros de ancho y quince centímetros de alto. Hay que remarcar que este tipo de tortuguera está concebida para tortugas bebé.
Para las tortugueras grandes o acuaterrarios podemos encontrar medidas de alrededor de un metro cincuenta por un metro. Además, existe la posibilidad de crear una tortuguera exterior que adorne su jardín ya sea para una tortuga de agua o una tortuga de tierra. Si está prevista para una tortuga de agua hay que crear un gran estanque impermeable mientras que para una tortuga de tierra puede prepararle un espacio en forma de bandeja añadiéndole una pequeña valla hecha con troncos de madera o con pequeñas cuevas, arena, plantas... 

Para las tortugas acuáticas, preste especial atención cuando vaya a comprar una tortuguera. En primer lugar, es necesario tener el agua nítida y clara en todo momento, de hecho, la limpieza del agua influye en su salud. Hay que comprobar y controlar los olores ya que las bacterias se descomponen y pueden causar olores nauseabundos. Para evitar esto, hay que equipar la tortuguera  con un filtro que sea eficaz y no olvidar que no es necesario llenar la tortuguera de tortugas porque es malo para el desarrollo y la higiene de éstas.
Cuando elije una tortuguera, hay que tener en cuenta la compatibilidad con el tipo de tortuga pero sobretodo no alimentar en exceso a las tortugas que producirá malos olores y agua sucia.

La tortuguera deber estar esterilizada, también podemos decorarla pero en general las tortugas se contentan con la simplicidad. Es importante poner bastante agua en la tortuguera ya que las tortugas adoran tener una altura considerable de agua.
Referente a la higiene y las condiciones de utilización, se debe comprar una tortuguera con un bomba que aspire y bombee para optimizar la circulación del agua. El agua es un elemento para la base de una vida sana para las tortugas y esencial que se renueve y cambie automáticamente. Para una tortuguera la válvula eléctrica es también importante; este es un elemento que asegura la renovación regular de una buena parte del agua.

Antes de elegir una tortuguera, compruebe que las piezas sean de cristal y que estén pegadas con silicona para tener una tortuguera sólida y de uso duradero.

¿Que tipo de tortugas elegir?
Lo ideal es dejar espacio porque una tortuga necesita una gran área para satisfacer sus desplazamientos ya sea a nado o andando según el tipo de tortuga. Puede poner en su tortuguera tortugas terrestres de la especie Manouria emys, Pelusio, Emydura, Phynops o tortugas de agua de la especie,Trachemys, pelomedusa ou Scripta por ejemplo, comúnmente conocidas con el nombre de "tortuga de Florida".

Sugerencias para organizar su acuaterrario
Una tortuga debe deleitarse, sentirse como en casa, para ello, vamos a decorar y equipar su acuaterrario.
Lo primero será instalar una tabla en contrachapado de cinco milímetros de grosor del tamaño del fondo de nuestra tortugera. Podemos pegar ramas y diferentes plantas de plástico. Gracias a este truco podemos obtener una buena humedad. 

La otra ventaja es que la niebla que se forma es fina y se dispersa por todo el acuaterrario sin tocar el suelo o los cristales. Estos beneficios se deben en parte al hecho de que haya instalado un sistema de automatización y un temporizador. Sino, otra posibilidad es poner un aspersor manual.

A nivel de decoración, hay que añadir una capa de bolas de arcilla (en la parte superior de la contrachapa), una capa de tierra de jardín sobre las tres cuartas partes del terrario y finalmente una capa de arena. Ésta sugerencia sería para una tortuga de tierra.

Sugerencias para una tortuga de agua: hacer una mezcla de pequeñas piedras blancas y de gránulos naturales o de bolitas de arcilla. Añada conchas pequeñas y una grande a modo de isla o bien haga un paseo elevado cubierto de arena en forma de playa. Agregue a todo esto algunas plantas

La tortuga y su tortuguera

La elección de la tortuguera debe hacerse en función del tamaño de la tortuga. Por ejemplo, para una tortuga de alrededor de diez centímetros por seis, necesitará una tortuguera de un metro por sesenta centímetros. Podemos aplicar la formula siguiente: el largo del caparazón por diez veces su ancho.

Para la tortuga de agua, una buena ventilación del acuaterrario le evitará las corrientes de airea, que al ser muy sensible  puede provocarle riesgo de desarrollar una enfermedad respiratoria que podría ser mortal. El organismo de la tortuga necesita luz natural y en particular los rayos ultravioletas para sintetizar la vitamina D. Esta vitamina es indispensable para fijar el calcio sin el que su caparazón se calcificará y se volverá más frágil debido a esta carencia. La tortuga también necesita rayos ultravioletas porque los del sol no son suficientes. Así que, colocar la tortuguera delante del la ventana no será suficiente por lo que le hará falta una iluminación extra.

Cada tortuga exige biológicamente un tiempo de iluminación, cierta temperatura; a menudo sienten la necesidad de hibernar y hay que respetar este proceso.
Las tortugas de agua como su nombre indica están hechas para vivir en este medio. Ellas hacen sus necesidades ahí y para remediarlo  habrá que colocar una filtración eficaz. Para las tortugueras de tamaño pequeño podemos colocar un filtro interno pero para las de mayor volumen será necesario poner un filtro que sobrepase un poco el volumen total de la tortuguera. El agua de la tortuguera debe estar caliente a través de las resistencias del acuaterrario.

Nuestra querida tortuga necesita sacar la cabeza del agua por ello, gracias a la parte terrestre llamada "playa de salida" , puede descansar y tomar el sol. Sobre esta playa es necesario colocar un lámpara térmica para satisfacer su necesidad de luz y un neón con rayos UVB. La otra opción es instalar una lámpara que le proporcionará calor y rayos UVB. Siempre tener cuidado de que sean este tipo de rayos y no  los UVA, ya que esto son insuficientes para que las tortugas puedan sintetizar la vitamina D, indispensable en la acumulación del calcio e imprescindibles para un buen crecimiento y resistencia de su caparazón.