Filtros activos:
Effacer les filtres
Clasificar Cerrar

Termostatos terrario

Para regular con precisión el calentador de tu terrario, utiliza un termostato que mantenga la temperatura exacta que tu reptil necesita.

Más
Volver
Alto

2022 guía de compras y consejos: Termostatos terrario

¿Para qué sirve un termostato para terrarios?

Un terrario con un termostato que controla la temperatura

El termostato permite controlar a distancia la temperatura de los sistemas calefactores colocados en el terrario mediante un sensor. En función de su potencia, se pueden conectar uno o varios elementos, como una manta térmica, un cable calefactor y una lámpara de luz y calor. Una función diurna y nocturna permite un control preciso de la temperatura y de las lámparas para adaptarse al ritmo biológico del animal.

Los reptiles de terrario necesitan una zona más cálida y otra más fría que la temperatura corporal natural de la especie para regular adecuadamente su temperatura corporal. Las variaciones de temperatura no controladas pueden ser perjudiciales para la salud de tus reptiles. Para controlar la temperatura del terrario, prevenir eficazmente una subida o bajada accidental de la temperatura y evitar el riesgo de sobrecalentamiento del equipo, es imprescindible disponer de un termostato para terrarios. Algunos termostatos también pueden controlar el nivel de humedad del entorno del reptil.

Los termostatos para terrarios son fáciles de usar y permiten controlar el clima del terrario con gran precisión. Este dispositivo ayuda a garantizar el bienestar y la salud de los reptiles al permitirles una correcta termorregulación. Una temperatura controlada en el terrario estimula el apetito de los reptiles, mejora la digestión y favorece la reproducción. Es aconsejable elegir un termostato potente para poder conectar todos los calentadores y lámparas.

¿Cuál es el mejor termostato para mi terrario?

Hay tres tipos principales de termostatos para usar con los reptiles. Se trata de termostatos de doble relé, o de on/off (encendido y apagado), termostatos de impulsos de corriente y termostatos de regulación. Cada uno de ellos funciona de manera diferente para controlar la temperatura y es adecuado para diferentes aplicaciones.

Termostatos de doble relé 

Los termostatos de doble relé o termostatos on/off son los más baratos y son adecuados para controlar mantas térmicas, cables calefactores y fuentes de calor similares que proporcionan calor por contacto. Funcionan comprobando la temperatura en la sonda del termostato a intervalos frecuentes y activando o desactivando los sistema calefactores en función de la temperatura, es decir, que encienden y apagan los aparatos cuando se alcanza una temperatura. Debido a su naturaleza de "encendido/apagado", estos termostatos son menos adecuados para controlar fuentes de calor luminosas (como bombillas) o calentadores de cerámica, ya que tienden a hacerlos estallar.

Termostatos por impulsos eléctricos

Estos termostatos son ideales para controlar fuentes de calor no luminosas, como las lámparas cerámicas. También son adecuados para un control más preciso de las mantas calefactoras en la que son importantes las temperaturas precisas, como en las incubadoras. Funcionan comprobando constantemente la temperatura en la sonda termostática, cuando se alcanza la temperatura precisa ,el termostato emitirá unos pequeños pulsos eléctricos a la fuente de calor para que se mantenga. Debido a los impulsos eléctricos, estos termostatos son menos adecuados para controlar las bombillas, ya que provocan parpadeos y tienen tendencia a reventar la bombilla.

Termostatos regulables

Estos termostatos son más caros, pero son la única forma eficaz de controlar las fuentes de calor que emiten luz, como las bombillas. De hecho, estos termostatos pueden utilizarse para controlar con mayor precisión casi cualquier fuente de calor. Funcionan suministrando una cantidad graduada de electricidad a la fuente de calor para mantener la temperatura. A pesar de su versatilidad, es más rentable utilizar estos termostatos en las bombillas.

Sólo con la ayuda de un termostato puedes tener  un control preciso y fiable de la temperatura en el terrario o el acuaterrario. Esto significa que podrás mantener la temperatura exacta que requieran tus reptiles, anfibios u otros animales de terrario. Tanto si optas por un termostato sencillo con funciones básicas, como si escoges un termohidrómetro digital, encontrarás aparatos que se adaptan a todos los presupuestos.También puedes optar por un calentador para un acuaterrario o un cable calentador para crear las condiciones de vida ideales para tus reptiles.

Política de cookies
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra web, mejorar tu experiencia como usuario, mandarte anuncios personalizados y otros con fines estadísticos, que usamos para entender como usan la web nuestros clientes. Nuestrso socios de confianza también usan estas herramientas para poder mostrar nuestros anuncios. Puedes cambiar tus preferencias de cookies en cualquier momento a través de tu cuenta. .
Te pedimos tu autorización para usar las cookies o herramientas similares y así facilitarte la compra en nuestra... Leer más
Configurar las cookies Acepto Continuar sin aceptar