Clasificar Cerrar

Filtros para los estanques

Entre el  material para estanque, el filtro para estanque es la parte esencial de un sistema de filtración de alto rendimiento para obtener agua pura y clara.

Más
Volver
Alto

Filtro para estanque bajo presión

El filtro para estanque bajo  presión puede colocarse por encima o por debajo del nivel del agua: es 100% impermeable contrariamente al llamado filtro  "gravedad". Con o sin UV y alimentado por una bomba de agua independiente, el filtro de presión es perfectamente adecuado para  estanques de jardín pequeños y medianos.

Filtro de estanque sumergido

Práctico y fácil de usar, el filtro de estanque sumergido te permitirá no tener que esconder la parte filtrante  menos agraciada del estanque: todo está en el agua. Este tipo de filtro se adapta más a los estanques pequeños.

{{ pagination.nbHits }} resultados

2021 guía de compras y consejos: Filtros para los estanques

¿PARA QUÉ  SIRVE LA FILTRACIÓN DEL ESTANQUE DE PECES?

La filtración en un estanque se utiliza para garantizar la óptima calidad del agua. La filtración en un estanque se parece, en su aspecto exterior, a la filtración para acuario pero basta con detenerse un poco para comprobar que estas dos  filtraciones se diferencian totalmente. El filtro de un estanque combina filtración mecánica y biológica.

La filtración biológica se hace gracias a diferentes bacterias nitrificantes y heterótrofas. Estas eliminan los desechos creados por los peces presentes en el estanque y otros desechos orgánicos.

La filtración mecánica permite separar el líquido del sólido, es decir, los desechos sólidos en grandes cantidades ( montones de desechos que se ven ). La filtración mecánica realiza el trabajo mientras que la biológica se encarga de la precisión bacteriológica.

El filtro biológico es el más vendido en tiendas ya que necesita muy poco mantenimiento y es ideal para cualquier principiante. Este tipo de filtro contiene  piedra volcánica y bolitas porosas que ayudan a tener y aumentar las bacterias nitrificantes.

Es mejor elegir un modelo con una válvula para vaciado ( grifo o de guillotina) para facilitar su limpieza y reducir la frecuencia del mantenimiento del filtro.

Por otro lado , los filtros de cámara son bastante voluminosos y duran unos veinte años. Su volumen hace que se disimulen bastante mal pero pueden enterrarse para utilizarse en bombeo ( incluyendo una toma que pasa por el fondo del estanque). Estos filtros se utilizan para tartar toda una serie de volúmenes desde 8m³ a 100m³.

Estos filtros son los mejores del mercado. Sin embargo, son caros , entre 600 y 1000 euros: su precio es un obstáculo antes de decidirse por este filtro.

Los filtros de presión tienen la ventaja de poder limpiarlos sin tener que abrirlos, lo que es muy práctico cuando el filtro no puede sobrepasar la superficie del agua.  Se utilizan generalmente en estanques grandes aunque es posible encontrar filtros adaptados a estanques pequeños.

Desde  hace algunos años, el lagunaje vuelve a estar de moda, Este sistema de filtración es el más natural comparado con los otros sistemas. Este sistema asocia soportes bacterianos y plantas instaladas en el borde del estanque.

La laguna se presenta como una especie de recipiente grande en el fonde del cual se encuentra una capa de bolitas  ecológicas y una capa superior de piedra volcánica y rodeada por plantas acuáticas que ayudan a la filtración del agua.

Con un lagunaje, hay que preveer una bomba que permite el paso de toda el agua del estanque cada 4/5 horas más o menos.

LOS DIFERENTES MATERIALES FILTRANTES Y SU UTILIDAD

Existen distintos tipos de  materiales filtrantes. Se pueden dividir en tres categorías: químicos, mecánicos y biológicos.

Los materiales filtrantes químicos.

  • El  carbón activo:  el carbón activo es en realidad un sencillo  carbón que ha tenido unos pequeños tratamientos quimicos para aumentar su  utilidad en el estanque (o en un acuario ). La utilidad  del  carbón activo   es eliminar las sustancias microbianas quie aportan a veces  un cierto color amarillento  al agua. Sin embargo, su primera utilidad   es otra totalmente diferente:  es la de eliminar los resíduos de medicamentos que se quedan en el estanque tras un tratamiento, para no  intoxicar a sus habitantes.
  • La turba : La turba sirve fundamentalmente  para bajar el pH del agua . El pH mide el nivel de acidez del agua:  un pH bajo significa que tu agua   es ácida, mientras que un pH alto significa que  puede irritar el organismo de los habitantes del estanque.  La  turba presente en el  fondo de tu estanque  debe cambiarse  cada mes, ya que es una materia  orgánica perecedera y que favorece la contaminación del estanque si no se cambia con regularidad.
  • Las resinas : estas resinas son diferentes dependiendo "del 'objectivo" fijado. Pueden captar algunos iones presentes en el agua y  sustituirlos  por  moléculas de sodio,lo que , al final, dará un sabor ligeramente más salado al agua. 

Los materiales de filtración mecánica

  • Las esponjas sintéticas :Las esponjas sintéticas tienen distintas porosidades . Sin embargo, su función es la misma : captar las  moléculas grandes de desechos orgánicos y almacenarlas . Su mantenimiento es muy fácil,  basta con enjuagarlas ( pero no con el agua del grifo) para poder utilizarlas de nuevo. Es una inversión bastante  rentable.

Los materiales de filtración biológicos

  • La cerámica: La cerámica se presenta en forma de  tubos pequeños y es una solución ideal para la fijación de las  bacterias pequeñas. La sustitución  debe hacerse en cuanto los  poros de  su superficie  estén atorados.
  • Las bolas biológicas : No pueden sustituirse! Las bolas biológicas se presentan como unas bolitas con estrías , estas estrías permiten una superficie más amplia para las   microbacterias. Estas bacterias van a fijarse sobre estas bolas y transformar los desechos orgánicos en diferentes sustancias inofensivas como nitratos.

¿Cómo elegir su filtro ?

 

La elección del filtro es bastante delicada y necesita la ayuda de  una persona especialista en este campo. En efecto,  los factores que intervienen en la   decisión son muchos. Todo depende del tamaño de tu estanque,  de tu bomba, de la cantidad de peces que quieres tener, así como de la cantidad de comida que vas a darles;  existen además factores exteriores como el entorno inmediato de tu estanque.
Es mejor elegir un filtro más grande que otro que se quede corto para aportar un mayor confort a tus peces y evitar un mantenimiento más regular del filtro.