Política de cookies
Siguiendo su navegación en nuestra página acepta el uso de cookies u otras herramientas similares para facilitar sus compras, mejorar su experiencia como usuario, la difusión de publicidad personalizada, las estadísticas para entender cómo nuestros clientes utilizan nuestros servicios. Terceros de confianza con nuestra web tienen igualmente la posibilidad de utilizar estas herramientas para la aparición de nuestros anuncios. Puede, en todo momento, modificar sus preferencias del uso de las cookies desde su espacio cliente en Mi cuenta
Siguiendo su navegación en nuestra página acepta el uso de cookies u otras herramientas similares para facilitar... Leer más
Para más información Acepto
Clasificar Cerrar

Areneros, bandejas sanitarias y accesorios

La higiene de un gato es imprescindible, lo que implica proporcionarle un cajón de arena adaptado en cuyo interior encontrarás la arena para hacer sus necesidades. Por último, los accesorios específicos simplifican la limpieza evitando los malos olores.

Más
Volver
Alto
Ofertas especiales
6h12m18s
Bandeja sanitaria cathy clever azul
 Venta flash Bandeja sanitaria cathy clever azul Opinión 5 1
39,99€ 24h
1h12m18s
Arenero cubierto con apertura inferior Zolia Kita
 Venta flash Arenero cubierto con apertura inferior Zolia Kita Opinión 5 2
34,99€ 26,99€ 24h
6h12m18s
3h12m18s
Déo Fresh, Desodorante para arena
 Venta flash Déo Fresh, Desodorante para arena Opinión 3.5 4
6,99€ 24h
4h12m18s
Ver más
escapade printaniere
{{ pagination.nbHits }} resultados

2021 guía de compras y consejos: Areneros, bandejas sanitarias y accesorios

Hygiene_du_chat.jpeg

El gato es un animal que se toma muy en serio su higiene. A diario podemos observar que pasa largas horas limpiándose. Teniendo esto en cuenta, la elección del arenero es muy importante e incluye la elección no solo de la bandeja sanitaria sino del tipo de lecho. Esta preocupación es aún más importante en el caso de un gato de casa que, por lo tanto, debe hacer sus necesidades en el interior. 

¿Qué arenero necesito para mi gato?

Existen dos tipos de areneros: le clásico, o bandeja sanitaria y el arenero con tapa,  cubierto o cerrado.

Arenero: Es una bandeja, un recipiente de plástico con bordes altos. Este es el modelo básico y el más barato. Para el gato, la ventaja es que está abierto y puede ver lo que sucede a su alrededor. Es una reproducción idéntica de las condiciones vividas por el gato en la naturaleza, cuando se necesita al aire libre. La principal desventaja del arenero abierto es que se pueden ver los excrementos y los malos olores afloran.
Arenero cubierto o cerrado: Es una bandeja sanitaria con bordes altos, pero tiene una cubierta extraíble, dando forma de casa al producto. Algunos modelos incluyen una gatera y otros tienen una apertura simple.

A los gatos, este tipo de bandeja sanitaria les proporciona una cierta intimidad que no tienen en una bandeja sanitaria. El gato se encuentra en un pequeño espacio cerrado, de forma segura para poder hacer sus necesidades.

El arenero cerrado es algo más incómodo que uno abierto, pero es más estético para integrarse en un interior. Oculta las heces y reduce los olores desagradables, especialmente en los modelos con filtros de carbón integrados.

¿Qué tipo de arena es mejor para los gatos?

Existen varios tipos, y es tu gato el que elegirá lo que es mejor para él. 

Arenas minerales: son las más comunes y menos costosas. Absorben muy bien los líquidos y los olores y evitan el crecimiento de bacterias. Sin embargo, a menudo producen polvo que, además de ensuciar tu casa, debes evitar si tu gato tiene problemas respiratorios. Deben cambiarse al menos dos veces por semana.

Arenas de sílice: son un poco más caras que las minerales convencionales, pero tienen la ventaja de absorber mejor la orina y los olores. Además, no producen polvo y se cambian con menos frecuencia que un producto "tradicional".

Arenas vegetales: son las más comunes; se basan en astillas, pellets o serrín, absorben la orina y los olores, retienen la humedad y no liberan polvo. Más caros, también son más ecológicos porque son 100% biodegradables después de su uso.

¿Cómo limpio el arenero de mi gato?

Ya se trate de la facilidar de limpieza o para la gestión de los malos olores, algunos  accesorios son esenciales para el mantenimiento diario óptimo de los aseos de tus pequeños felinos.

En primer lugar, puedes hacerte con una pala. De plástico o acero, asegúrate de elegirla adaptando el tamaño de los orificios al tipo de producto utilizado. De hecho, algunas palas están destinadas al mantenimiento de arenas aglomerantes y por lo tanto tienen grandes aberturas, y este producto no es adecuado para arenas minerales, cuyo material es muy fino.

Para retener tantas partículas como sea posible cerca del contenedor de su gato, puedes colocar una alfombrilla para la salida del arenero, para que el gato se limpie las patas cuando salga, y así evita dejar la arena esparcida por toda la casa.

Un accesorio simple pero muy práctico son las bolsas de basura. Hechas de plástico y similares a otras bolsa de basura, se insertan en el momento del cambio y se retiran en el siguiente cambio. Evitan que los restos se peguen en el fondo del contenedor, por lo que requiere una limpieza buena y exhaustiva. Con la bolsa, los residuos en el fondo del cajón serán mínimos o inexistentes, requiriendo sólo una pequeña cantidad de desinfectante y una ligera limpieza. Por último, cuando el sustrato se renueva por completo, también puedes optar por aplicar un desodorante en el fondo del cajón en forma de spray o polvos para evitar la formación de olores todos los días.

En conclusión, para tener un gato feliz y una higiene perfecta en tu hogar, tienes que elegir la arena y el arenero que mejor se ajuste a los gustos de tu gato. En el caso de los accesorios que facilitan la limpieza de la zona del inodoro, la elección es tuya.

Y, ¡acuérdate! no te olvides de respetar el espacio y las zonas de tu gato: necesita una zona de aseo, un espacio para su comida dónde se encuentran sus comederos y dispensadores de piesno, una zona de juegos, un así como un lugar de descanso como una cesta, camita o su cojín.