Acuarios y muebles para acuarios

Desde el  mueble de acuario hasta el acuario de más de 400 litros, pasando por el diseño y ladecoración de acuarios, regálese el acuario y sus accesorios al mejor precio en Zoomalia.es


Los productos  acuario y mobiliario  • Le aconsejamos en sus compras  acuario y mobiliario

Las mejores ventas

 Le aconsejamos en sus compras  Acuario y mobiliario

Un acuario en su casa

La acuariofilia  permite crear en su hogar un ecosistema acuático, mezclando al mismo tiempo  peces, plantas, invertebrados y decoración. Este placer hoy día, está al alcance de todos, principiantes y aficionados, gracias a los numerosos acuarios, material y especies acuáticas presentes en el mercado. Desde la más sencilla pecera de peces rojos a la reconstitución de un verdadero mundo submarino, desde 1950, la acuariofilia no deja de seducir al mundo y sigue captando adeptos. Se estima que más de un 5% de los hogares posee un acuario. En un primer momento, se estudiaba la vida animal y plantas acuáticas de esta manera, pero con el tiempo este hobby, este placer se ha democratizado, seguramente debido a la gran gama de acuarios que a partir de ese momento empezaron a existir en el mercado, para todos los bolsillos y de todas las formas, hoy día tenemos acuarios que se integran como una decoración  de interior en nuestro hogar.

¿Por qué elegir la acuariofilia?

Elegir un acuario es tener la dicha de  poseer uno o varios animales de compañía que no manchen, que sean silenciosos,  es ideal también para personas que viven en un apartamentoe o para aquellos que quieren responsabilizar a sus hijos confiándoles su cuidado.

Pero aún mejor, es observar un acuario, ofrece al espectador un cuadro que no para de remodelarse, lleno de vida y de colores, de movimiento, de serenidad  aportando calma y paz. Cuando observamos un acuario y sus habitantes, nos dejamos llevar y soñamos, somos felices, el color engendrado por la luz, la variedad de decoración y la baile lento y elegante de sus peces, nos envuelve.

En resumen, permite a los más distraidos o menos interesados por el tema, recrearse y observar la vida acuática así como de ver la fragilidad de un ecosistema y la reproducción de los peces.

Qué orgullo poder enseñar a sus amigos o invitados un mundo que usted habrá creado con sus propias manos.

El acuario, es a partir de ahora, un objeto de decoración, con muchos estilos diferentes.

¿Agua salada o agua dulce?

Existen 2 grandes tipos de acuarios, los acuarios de agua dulce y los acuarios de agua salada. Antes de tomar una decisión, es importante conocer las diferencias, las ventajas y los inconvenientes.

El acuario de agua dulce es el acuario típico del principiante. Permite acoger especies de peces y de plantas vivas de lagos y ríos. Estas especies son, a menudo, menos sensibles a las variaciones medioambientales y por lo tanto, menos frágiles. Conviene, por ejemplo, a los tradicionales peces rojos, pero también a más de 500 otras especies de peces diferentes. Podemos citar, como las más conocidas, el neón, el escolar, el molly negro, el cardinalis o el pez luchador.

Cuidado hay que informarse bien antes de elegir los peces que ocuparán su acuario, algunos tipos de peces no viven en grupo. Otros , a una cierta temperatura. Es importante saber igualmente que los diferentes tipos de peces viven a una cierta profundidad, para la belleza del acuario más vale elegir peces que se complementen y que ocupen todo el espacio. En resumen, no olvide preguntar qué especies son depredadoras, y cuáles son más tranquilas.

Sea cual sea el acuario deberá  de estar provisto de un material básico, a veces entregado junto a éste al comprarlo. Un filtro para limpiar las partículas de desechos presentes en el acuarios (restos de comida, excrementos...) Enseguida, necesitará oxigenar el agua, con plantas de forma natural, o de forma mecánica con la ayuda de una bomba, la última elección siendo más práctica, sobre todo para los principiantes.  La iluminación del acuario deberá ser también un elemento a no olvidar, con el fin de poder disfrutar del espectáculo que nuestro acuario nos ofrecerá. En definitiva, según las especies de peces elegidas, deberá conservar el acuario a una cierta temperatura, para ello existen diferentes tipos de sistema de calefacción para acuario. Todo esto conlleva  un presupuesto, pero es importante tener el material adecuado para asegurar el confort y longevidad de nuestros peces.

La elección de la decoración y del tipo de suelo no es ninguna tontería. El tipo de suelo utilizado  para los peces de agua dulce es generalmente grava o arena muy asequible. Las decoración, le permitirá asegurar lugares donde los peces podrán esconderse e igualmente disimulará el material del acuario.

El acuario de agua salada, más aconsejado para los más amantes y expertos en el tema, ya que necesita un control más  regular de los parámetros. Un principiante desenvuelto puede igualmente ocuparse de este tipo de acuario.

Tiene la ventaja de poder tener peces más coloreados tales como los peces payasos o los peces más impresionantes como la raya o el tiburón, así como una gran variedad de invertebrados (gambas, cangrejos, estrellas de mar...), más raros en acuarios de agua dulce. Puede igualmente permitir de cobijar corales, pero este tipo de acuarios es aún más difícil de ponerlos en funcionamiento.

En cuanto al material básico, es más o menos el mismo que el del acuario de agua dulce, con algún añadido. Necesitará también un sistema de calefacción y un filtro, así como un sistema de iluminación, un poco más complejo que para el acuario de agua dulce, ya que requiere un espectro luminoso más extendido. Esto implica también un coste más elevado. El substrato que cubre el suelo del acuario marino es igualmente más caro, ya que se compone de piedras vivas.

Estas crean un paisaje extraordinario. A esto habrá que añadirle un difusor de aire que transforma las proteínas presentes en el agua antes de que se degraden.

En resumen, la población de un acuario de agua salada son más frágiles que las que viven en agua dulce. Lo que necesita de un material más costoso para vigilar los parámetros (temperatura, niveles de desechos, niveles de salinidad)más importantes. Ambos, tienen la gran ventaja de ofrecerles un espectáculo maravilloso. Sea cual sea el acuario que elija, necesitará el material básico.

¿Qué acuario elegir?

Existen acuarios de todos los tamaños, de todas las formas, de todos los materiales. A continuación algunos consejos que le permitirán encontrar el acuario que le corresponde.

El tamaño

Contrariamente a lo que se cree, cuanto más pequeño es el acuario más difícil resulta su control. En efecto, una sobrepoblación (número de animales demasiado elevado en un volumen de agua) conllevará rápidamente al deterioro de la calidad del agua, con la acumulación de desechos, y por lo tanto la aparición de enfermedades en los peces. 

Para debutar con tranquilidad, es mejor elegir un mínimo de 120 L para un acuario de agua dulce y el doble para un acuario de agua salada. Los volúmenes de acuarios los más usuales van desde algunos litros hasta 800 litros. 

Sea cual sea su elección, guarde en su cabeza esta regla , en un acuario hay que poner 1 litro de agua por centímetro de pez adulto. Esto significa que si usted ha optado por un banco de 10 peces pequeños, neones por ejemplo , que miden 4 cms adultos, tendrá que comprar un acuario de 40 litros. Y eso como mínimo. El tamaño del acuario variará también en función de la especie de peces elegida, algunos son más vivaces que otros y necesitan más espacio para nadar.

La forma

El acuario rectangular es la elección más práctica en cuanto al mantenimiento se refiere y a veces el más agradable para los peces, ya que hay grandes distancias para nadar a lo largo. A menudo, vendido con su mueble clásico y a veces poco sólido, lo que no podemos pasar por algo ya que un acuario pesa muchísimo, sobre todo lleno, y un mueble clásico es, muchas veces, poco sólido. Encontramos modelo de muebles con acuarios integrados, sencillos o de diseño, sobre todo en fabricantes como  MP EHEIM et JUWEL.

A partir de ahora, es posible a parte del modelo rectángular clásico, adquirir un acuario cilíndrico o hexagonal, que tiene la ventaja de poder observar a los peces desde todos los lados de una habitación, pero que tiene el inconveniente de ser muy profundo, lo que dificulta el acceso para nosotros y por lo tanto también difícil para decorarlo y disimular el material.

Algunos fabricantes llegan a integrar sus acuarios en el interior de los muebles, como en bares o mesas bajas, permitiendo así de integrar de forma original el acuario  en el interior de una casa. Estos modelos son muy caros y más difíciles de mantener, pero dan un caché totalmente único a un interior. 

La composición

Encontramos acuarios de cristal o de  plexiglas. El recipiente de un acuario de cristal está hecho gracias al encolado de placas de cristal, o más escaso por  esquineras en cada ángulo. Aquí , igualmente, habrá que orientar su elección en función del tipo de aucario que se desea crear. Para un acuario de agua salada, el cristal encolado es el ideal, ya que el agua salada es corrosiva para el metal. 

Los acuarios en  plexiglas están formados por paneles de plexiglas soldados, ofrecen una variedad más grande de formas, pero son más fáciles de rallar. 

La adquisición de un acuario implica, por lo tanto, tomar en consideración muchos parámetros, que variarán en función del tipo de peces que deseamos tener  (agua dulce o agua salada), de su número. Es igualmente posible elegir su acuario en función del diseño y de la habitación de su casa en la cual queremos integrarlo. Todo esto representa, un primer coste  que irá en función de su elección que será  irá por debajo de los 100 euros hasta varios cientos. Sea cual sea el precio, la creación y el mantenimiento del acuario será apasionante y deslumbrará a niños y adultos, a invitados y a usted mismo.