¿Qué busca?

Los productos Iluminación y luces para terrarios

 Le aconsejamos en sus compras  Iluminación para terrarios

Los reptiles se han convertido en las mascotas más populares. Son silenciosos, no producen alergias ya no que no tienen plumas, y además son fascinantes. No obstante, dar la bienvenida a un lagarto o a una serpiente no es lo mismo que recibir a un perro o a un gato; sus requisitos particulares deben cumplirse para garantizar una vida agradable y sana.


UN HOGAR ACOGEDOR PARA UN FRÍO COMPAÑERO

Al igual que el agua y la comida es importante,  también hay que tener en cuenta la iluminación del terrario en el que vivirá su reptil.

Que la luz sea ...
Para entender la importancia de la iluminación del terrario, hay que saber el efecto que produce sobre su mascota de escamas.
La energía solar influye en todos los procesos vitales de los seres vivos. La luz tiene infinidad de cualidades que garantizan las necesidades básicas de los reptiles. La luz proporciona el ciclo cardiano, estimula su percepción del entorno y de los signos visuales donde la ausencia de estos será un motivo de estrés para él; los ultravioletas (UV) y de gran longitud de onda (UVA) influyen en su crecimiento y en su comportamiento y los de mediana longitud (UVB) producen fotosíntesis de la pre-vitamina D3; además, lo rayos infrarrojos garantizan  una buena coloración favoreciendo la termoregulación importante para los animales de sangre fría, es decir, la temperatura corporal depende directamente de aquella de su entorno.
La intensidad y la importancia de los rayos UV y la luz visible no deben ser subestimadas. Pero no es necesario caer en el extremo opuesto; ciertos tipos de iluminación en el mercado  sobrepasa los 270 vatios para centímetro cuadrado, el valor del sol de mediodía en un día claro en el ecuador, algunos incluso llegando a más de 2.000 µvatios/ cm2 para intentar optimizar la radiación solar UVB. Este  tipo de iluminación es de hecho peligrosa para su reptil, sobre todo si tenemos en cuenta  que iluminación del terrario permanece iluminada hasta 12 horas cada día. Por lo tanto, los reptiles acumularan estos rayos UVB (y el calor del ambiente) durante todo la jornada, entonces es absolutamente innecesario proporcionar una iluminación de  270 µW/cm2.
En la naturaleza, la luz varía durante el día, ésta aumenta desde la madrugada hasta mediodía y después disminuye hasta el crepúsculo y todos los días el tiempo no está despejado. La mayoría de los reptiles toman el solo toda la mañana y al final de la tarde, el resto del tiempo lo pasan a la sombra del terrario, bajo las hojas o las ramas o bajo el agua o el barro. 
En los bosques tropicales donde viven muchos de ellos, sólo una pequeña parte de la luz del día pasa a través de la densidad del bosque. 

...... y se hizo el calor
Con ésta iluminación que proviene de los rayos infrarrojos. El efecto de las zonas calientes que son incandescentes, son de gran importa. Este calor se transfiere por radiación, convección y conducción y gradientes térmicos que son creados por el aire y la composición del propio entorno. La primera radiación golpea el aire y los objetos. El aire caliente se genera por convección mientras que los objetos calientes proporcionan conducción. Los diferentes materiales que componen estos objetos (madera, vidrio, arena, piedras, plantas, agua, etc.) producen gradientes térmicos. Por lo tanto, un terrario bien distribuido, aumenta el número y la variedad de estos gradientes evitando que la radiación llegue a la parte inferior. Por lo tanto, hay que tener en cuenta el calor generado por la iluminación para garantizar un medio ambiente sano para su reptil.

Elegir la iluminación para su terrario
Es importante que la iluminación del terrario sea equilibrada y lo más parecida posible a la luz natural. Por desgracia, los dueños suelen utilizar bombillas incandescentes que son inadecuados porque sólo proporcionan una luz visible y una gran cantidad de calor a través de infrarrojos. Las lámparas halógenas son más eficientes energéticamente y brillantes, pero son igualmente insuficientes. Por el contrario, la iluminación fluorescente aporta una radiación ultravioleta fuerte pero una luz más baja y poco calor. La única fuente de luz artificial capaz de proporcionar todos las cualidades de la iluminación natural de forma relativamente equilibrada es una bombilla de luz mixta. Sin embargo, su elevada potencia no es adecuada para los terrarios pequeños.
La combinación de diferentes tipos de iluminación, tales como una fluorescente (luz y UV) y una bombilla incandescente (luz e infrarrojo) puede ser una solución, siempre que esta combinación responde bien a las necesidades de su reptil. La elección del tipo de iluminación debe basarse en él. Un reptil nocturno o habituado a la sombra, como algunas serpientes, necesita menos radiación UV al igual que algunos lagartos que viven en el desierto. Pero atención, ¡menos no es igual a nada!
Así que, tenga siempre en cuenta la iluminación como elemento clave para proporcionar a su compañero de escamas un buen desarrollo y una salud óptima.