¿Qué busca?

Los productos Calefacción para terrarios y reptiles

  • - Termostato digital con dos circuitos
  • - Hasta 8 programaciones posibles
59€99
13€99
12€99
  • - Para funcionamiento diurno y nocturno
  • - Controla simultáneamente la temperatura y la humedad
  • - Hasta 8 programaciones.
99€90
89€99
  • - Controlador automático de humedad y de temperatura para su terrario
  • - Sistema de seguridad en caso de corte de corriente.
135€
109€99

 Le aconsejamos en sus compras  Calefacción para reptiles

Placas y mantas térmicas para terrarios

¿Para qué calentar mi terrario?

Los reptiles a diferencia de los mamíferos son animales de sangre fría que provienen de diferentes partes del mundo donde las temperaturas son relativamente elevadas. Por lo tanto, es lógico vigilar la temperatura adecuada para su reptil, evitando el riesgo de hipotermia que pudiera provocar enfermedades o incluso la muerte del animal, pero también para observar el comportamiento de su mascota en su medio natural, donde las condiciones de vida se han optimizado para parecerse a su entorno natural.

Nuestra tienda ofrece una gran cantidad de material térmico destinado a la terrariofilia. Cuando vaya a comprar, preste atención a la elección del producto que mejor se adapte a su reptil.

¿Cuáles son los productos disponibles?

Existen en el mercado varios productos y actualmente le proponemos una gama exclusivamente concebida para todos sus reptiles. Cada accesorio cuenta con características diferentes y en función de las necesidades de su mascota elegirá entre un cable calentador, una manta térmica, un punto de calor o una resistencia.

Cables calentadores:

El cable calentador ofrece una ventaja considerable para los terrarios. De hecho, se debe instalar a 5 mm por debajo del terrario para evitar la rotura del vidrio y colocarlo en líneas paralelas. También, se puede enterrar bajo la tierra para mayor facilidad. Éste será el punto cálido de su terrario en el suelo. Estos cables son muy prácticos de instalar, fáciles de utilizar y se pueden ajustar para una mejor difusión del calor.

Mantas térmicas:

Las mantas térmicas se basan en el mismo principio que el cable calentador, permiten calentar su terrario en un punto en concreto creando así una zona cálida en el suelo. La única desventaja que podemos destacar frente al cable calefactor es que no puede extenderse sobre un área más grande para ofrecer una mayor temperatura sobre otra zona, sólo pueden calentar una zona determinada en la mayoría de los casos. Existen mantas térmicas de gran tamaño pero debe llevar cuidado de no sobrecalentar su terrario y mantener una zona fresca en el lado opuesto.

Puntos calientes:

Los puntos calientes son el sistema más sencillo que existe para poder crear un punto cálido en su terrario. Al lado de la decoración o de la vegetación, su reptil tendrá un punto cálido en altura cuando escale y una zona más fresca en el suelo cuando baje para cazar alguna presa. Ésta técnica es similar a la simulación solar durante el día, donde el reptil permanecerá bajo el punto de calor como lo haría en la naturaleza bajo los rayos del sol.


Resistencias para las especies acuáticas :

Las resistencias permiten, al igual que la calefacción para los acuarios poder sumergirse proporcionando una temperatura ideal bajo el agua para sus tortugas de agua que son sensibles al agua fría.

¿Qué elegir?

El consejo que podamos darles es adaptar su calefacción a la cantidad de especies que tenga en su terrario. Así, si sus reptiles necesitan un punto cálido en el suelo, como puede ser el caso de las serpientes, elegirá un cable calentador o una manta térmica. Sepa que si sus reptiles son lagartos, preferirá una lámpara que colocará en lo alto del terrario y un cable o una manta térmica en el suelo, asegurándose de mantener un lugar fresco, para permitir a sus reptiles acercarse a condiciones de vida natural y mantener una temperatura estable durante la noche cuando las lámparas están apagadas.
Una potencia de 50 W para un punto caliente es la cantidad mínima para que un terrario esté a buena temperatura. Asegúrese de que no se sobrecalienta o que la temperatura de la calefacción no es la correcta para no tener ningún problema con sus queridos animales.