Le aconsejamos en sus compras  Bombas para estanques

Cómo elegir su bomba para estanque

Una bomba para estanque es un dispositivo que ejerce una presión en el agua con el fin de ponerla en movimiento. Está generalmente colocada por debajo del nivel del agua. Este elemento sumergible constituye una parte importante en la utilización de un estanque.

Las bombas para estanques : utilidad

Las bombas para estanques tienen varias funciones , favorecer la circulación y la filtración del agua. Además dan un toque estético a algunos estanques.

La circulación

Para que el agua circule con regularidad, las bombas para estanques deben favorecer la oxigenación. De hecho, es necesario un suministro adecuado de oxígeno para la vida acuática sino los pequeños animales y plantas que habitan en el estanque morirán. Además, el agua que no fluye favorece la proliferación de microorganismos perjudiciales para la salud.

La filtración

Las bombas ejercen presión sobre el agua que se dirige hacia el filtro de la piscina para extraer los desechos. Esto es indispensable para evitar la acumulación de ramas, hojas muertas, etc., en el agua.

Un toque estético significativo

Por medio de chorros de miniatura, algunas bombas contribuyen a dar a su estanque una belleza espectacular. El ambiente es relajante y el entorno casi de cuento de hadas.

La elección de una bomba de estanque: los criterios esenciales

Por medio de una bomba adaptada a su estanque, hay que tener en cuenta varios elementos, por ejemplo las características del estanque. Se trata entre otras del volumen, la profundidad, el tamaño (altura, ancho). De hecho, la bomba elegida debe ser para las dimensiones de ese tipo de estaque, es decir, cuanto más grande, más potente debe ser la bomba. Según las necesidades, elegiremos entre una de filtración, de cascada o de fuente.

Otros factores importantes

El tipo de filtración seleccionada. De hecho, cada bomba tiene su propio filtro. Otro elemento importante es la longitud y el diámetro de la canalización. Tiene que saber que esta longitud determina la potencia que deberá tener la bomba. Para evitar problemas de ruido, la elección de una bomba "silenciosa" es preferible. Además, se debe adquirir una bomba capaz de soportar el ambiente húmedo del estanque y que, a diferencia de otras bombas, consuman poca energía al mismo tiempo que tiene un buen rendimiento.

Se trata de seleccionar una bomba que proporcione un flujo con un desnivel adecuado. Para ello, es necesario tener en cuenta la altura de la superficie del estanque. Las bombas de estanque magnéticas están diseñadas para durar y son también eficientes energéticamente hablando. Estas constituyen una referencia.

En el caso de un estanque con una gran cascada, el sentido común recomienda la adquisición de dos bombas: una bomba para alimentar el filtro del estanque y otro para alimentar el filtro de la cascada. Es bueno hacer esto porque algunos filtros para estanques exigen algo de agua en movimiento rápido para funcionar de manera óptima.

Además, el uso de una bomba de filtración, en lugar de una bomba de cascada puede provocar, bajo la acción de las partículas, la obstrucción del sistema. La durabilidad de los materiales utilizados es otro factor importante a tener en cuenta. Es sobre todo porque las bombas para estanques funcionan de forma permanente, a diferencia de otros tipos de bombas (bomba de sumidero, por ejemplo).

En el mercado, existen tres tipos de bombas disponibles para el usuario: Bombas de filtración, Bomba de cascada y fuente  y Bombas de chorros de agua.

Bombas de filtración

Un elemento esencial a la hora de comprar una bomba de filtración es asegurarse que el pre-filtro es de fácil manejo y mantenimiento. El pre-filtro se utiliza para detener la llegada de residuos de gran tamaño. En general, este tipo  bombas soportan partículas de un tamaño entre 5 y 10 mm. En segundo lugar, asegúrese de que la bomba tenga la fuerza suficiente para enviar el agua del estanque al filtro en el espacio de tres horas. Esto significa que un estanque cuyo volumen de agua es 27.000 litros,  debe tener una bomba con una potencia de salida de 7.000 litros por hora.

Bombas de cascada y fuente

Los usuarios que optan por este tipo de bomba buscan conseguir cierta altura cuando se expulsa el agua. En general se menciona en las instrucciones de uso. Antes de elegir esta bomba, hay que determinar el flujo normal de la salida del agua. Para ello, cuente un litro y medio de agua por centímetro de anchura de la cascada. Concretamente,  quiere decir que una cascada de 65 cm necesita un flujo de 1,5 L multiplicado por 65 cm o por 97.5 L por minuto.

Bombas de chorro de agua

La altura del chorro de agua deseado es el parámetro principal a tener en cuenta a la hora de seleccionar ésta bomba. Para ello, es necesario mirar las instrucciones de uso referentes a la bomba.

Las bombas para estanques son accesorios muy útiles; su uso es importante para purificar el agua que se encuentra en el estanque. Esto, sin embargo, requiere un buen conocimiento de su funcionamiento. De ahí la necesidad de ir a un especialista que nos proporcione todo el asesoramiento necesario.