Piensos, patés y golosinas para gatos

En Zoomalia.es encontrará una amplia selección de productos para su mascota. 

Pienso, paté, hierba y golosinas,  encuentre la felicidad en nuestra sección "Alimentación para gatos".


Los productos alimentación  • Las subcategorías alimentación • Le aconsejamos en sus compras alimentación

Los productos  Piensos, patés y golosinas para gatos

 Le aconsejamos en sus compras Alimentación

Alimentación para gatos

El gato es cariñoso, misterioso, tranquilo y autónomo, dulce e imprevisible. De todas las mascotas, el gato es el único que destaca por su elegancia, su carácter y su relación afectiva con los humanos. Lo mismo en lo que respecta a su alimentación y al pienso para gatos.

Al igual que para nosotros, la calidad de su comida es importante para su salud y su higiene. Además, hay que tener en cuenta su edad, condición y vigilar que tenga un peso saludable. Por lo tanto, debemos conocer cómo come nuestro gato para aprender a alimentarlo adecuadamente.

Cazar un día, cazar siempre

Aunque el gato esté completamente domesticado es importante no olvidar que conserva sus instintos de depredador. Los gatos salvajes raramente comen su presa donde la han matado, la llevan a un lugar tranquilo y oculto de otros depredadores y carroñeros para comerla con tranquilidad. De ahí, que su gato saque la comida de su plato, la empuje e incluso la lleve hacia usted. Contrariamente al mito popular, el gato no es un solitario, excepto cuando caza, de hecho, es un animal social, esta "danza del cazador" compensa la ausencia de presa real bajo su techo, este ritual de la comida en su compañía es un momento importante para él. 

El fino paladar del gato

El gato degusta su comida de forma delicada, jugando con ella, utiliza su lengua para lamerla y cogerla entre sus dientes, o para moverla de un lado a otro. Por lo tanto, prefiere alimentos con textura y temperatura parecidas a las de sus presas ni demasiado calientes ni demasiado frías, ni muy secos ni muy húmedos. Preferirá la carne cocinada y templada a la carne cruda y fría y los trozos al paté, que le resulta más difícil de atrapar, el color de la comida llamará su atención.

El olfato del gato, su sentido principal para la comida se acentúa con el hambre y disminuye cuando está saciado. Es por ello, que come varias veces al día en lugar de una sola vez. El gusto estrechamente relacionado con el sentido del olfato, está curiosamente, poco desarrollado en el gato pero sin embargo, muy exigente. Le encantan los sabores dulces y le apasionan los ácidos. Si no nos queda claro cómo perciben los sabores salados, entendemos aún menos, cómo algunos dueños perciben que sus gatos se vuelven locos por ciertos dulces que no son buenos para ellos y que no deberían probar. Por ejemplo como los sabores amargos no les gustan, es una ventaja ya que se alejarán del veneno.

El secreto está en el interior.

Al gato le gusta mucho el pienso y la comida en lata, es por lo que los fabricantes desarrollan sabores y texturas diferentes para satisfacer las necesidades de nuestro gato, entre otras cosas, le encantan los alimentos ácidos y con mucho olor. Sin embargo es importante leer las etiquetas del producto donde se detalla el contenido: composición, nutrientes y proteínas cuyo valor biológico debe ser alto. Cuidado, el contenido de magnesio no deberá sobrepasar el 0,09%, ya que predispone al felino a padecer cálculos renales. Al tener una gran variedad de productos, podrá elegir los alimentos de mejor calidad, dignos de la denominación 'Premium'. Como pienso y patés para gatos diseñados especialmente para él.

Los alimentos secos como el pienso sabroso incluso para el gato caprichoso, se sirven sin preparación alguna y se conservan mucho tiempo en su comedero sin adquirir olores desagradables . Además, limpian los dientes del gato al masticar ayudándoles de esta manera a prevenir la placa bacteriana y su consumo regular hace que las heces sean más compactas y con menos olor. Sin embargo, ¡asegúrese de proporcionarles abundante agua fresca al consumir estos alimentos deshidratados!

Los alimentos húmedos, patés para gatos en lata o bocaditos en sobres, son muy apreciados por ellos, especialmente por aquellos que no les gusta masticar o se vuelven locos por sabores fuertes y variados. Son ricos en nutrientes, especialmente en fibra, apropiados para gatos estreñidos. También son alimentos prácticos para viajes debido a su alto nivel en humedad (75%) que disminuyen la sed. Sin embargo, el aroma disminuye rápidamente al abrir la lata lo que puede provocar en el gato algo de desinterés, es por ello, que debemos controlar las cantidades, lo que nos ayudará a mitigar los riesgos de sobrepeso.

Compartir su comedero

Si alimenta a su gato con comida casera, deberá tener en cuenta que este carnívoro apreciará también las verduras pero para una buena digestión hay que dárselas en cantidades pequeñas, picadas, cocidas y mezcladas con la carne, ya que al gato le gusta masticar. Debido a su bajo contenido en grasa y alto en proteínas, aceites esenciales, vitaminas, ácidos grasos, crucial para la salud de sus ojos, su corazón y su sistema nervioso, el pescado cocido, picado sin espinas ayuda a su equilibrio mental y a su salud, lo que nos lleva a un gato feliz. Se sorprenderá a veces verlo preferir carne y aves de corral al pescado, siempre que esté cocido, cortado en trozos pequeños y sin huesos, especialmente las partes grasas. Podrá darle a su gato igualmente una yema de huevo cocida, una vez por semana, o trocitos de queso pequeños después de una comida ligera. Puede darle leche a voluntad, a menos que sufra de diarrea. También, se aconseja no darle arroz con carne y cereales. Sobretodo si su gato tiende a engordar o es obeso.

A cada gato su sopa

La variedad de alimentos, por tanto, es muy importante, aún más para el gatito tan pronto como deja la leche materna y pasa a la comida sólida, porque puede rápidamente obsesionarse con algún alimento y rechazar cualquier otro que puede conducir a la inapetencia y anorexia incluso en la edad adulta. Para corregir esta tendencia tardíamente, con paciencia le daremos un alimento que detesta a temperatura fría para que tenga menos sabor y lo iremos mezclando gradualmente con el alimento que más le guste.

El gato adulto requiere aproximadamente 30% de proteínas, 20% de lípidos (grasas), 37% de carbohidratos (almidón y fibras) 13% de vitaminas, minerales y otros nutrientes como omega-3 y 6 y aminoácidos. Sin embargo, un gato esterilizado, si mantiene toda su vivacidad y buen humor, es menos activo y a menudo más voraz , por lo que será necesario cambiar su comida para combatir el sobrepeso. Especialmente si su gato es hogareño, entonces debe darle el 27% de su comida en proteínas , 13% de grasa,  45% de carbohidratos y el 15% para otros nutrientes. Y por supuesto, ¡evitar golosinas y bocaditos adicionales!

Asimismo, las gatas en periodos de alta exigencia como gestación y sobre todo durante la lactancia deberá n modificar su dieta y aumentar la ingesta de grasas y aminoácidos. Un aumento del 10% en la mayoría de estos elementos será suficiente hasta el final de la preñez, después podrá volver a su dieta regular.

Aunque la esperanza de vida del gato es de doce años, no es nada raro ver gatos superar incluso los veinte años. Probablemente sea debido, entre otras cosas, a una dieta saludable, los gatos mayores todavía tienen necesidades nutricionales diferentes. Su sistema inmune se debilita y aumentan los radicales libres, así como el riesgo de insuficiencia renal. La dieta del gato Senior por lo tanto, debe estar compuesta de una comida sabrosa y digerible (mediante la reducción de grasa alrededor del 15% y un aumento de carbohidratos en un 44%) ya que el apetito y la capacidad de asimilación disminuye; una dieta adecuada para la masticación fácil y por último, suplementos (en torno al 14%) de los ácidos grasos y las vitaminas antioxidantes para combatir los radicales libres. También debe mantener un buen porcentaje de proteína (aproximadamente 27%) y disminuir la ingesta de fósforo para proteger la función renal.

Llamar al gato, gato

El gato come a su ritmo. Se alimenta entre diez y veinte veces al día, comiendo de dos a siete minutos cada dos o tres horas. La ingesta de comida no será copiosa por las tardes ni cuando hace calor. Comerá más a menudo durante la noche que durante el día, ya que busca paz y tranquilidad.

Por otra parte, la preocupación por la limpieza del gato no se limita a su pelaje. No le gusta mancharse la nariz al comer por lo que sería recomendable darle la comida en un plato llano en lugar de en un cuenco. 

Alimentado de esta forma, es inusual que un gato tenga problemas de obesidad y salud, como es el caso de los gatos que consumen comidas copiosas caseras a diario, ¡es preferible dejar a su gato comer como un gato!.